Beneficios de las hojas de olivo – Propiedades

Cuenca del Mediterráneo desde Portugal hasta el Levante, la Península Arábica y el sur de Asia hasta el lejano este de China


El papel de olivo era tan esencial para los viejos egipcios que la consideraban un símbolo de poder celestial. No solo extraían el aceite para momificar a sus reyes, sino asimismo se empleaba como un poderoso defensor contra una extensa pluralidad de patologías.


Este árbol era tan esencial que en la Biblia se le llamaba el «Árbol de la Vida», y se le tenía en tan alta cree que diríase que Moisés excluyó a los cultivadores de olivos del servicio militar.


Avanzamos velozmente hasta la década de 1880, en el momento en que se usó para contrarrestar el paludismo, y después a inicios de 1900 los científicos aislaron un complejo amargo, «oleuropeína», que se creía que le daba al olivo su resistencia a la patología. Y de este modo, a lo film de los últimos tiempos de 1900, se descubrió que la oleuropeína reducía la presión sanguínea en los animales, aumentaba el fluído sanguíneo en las arterias coronarias, calmaba las arritmias y prevenía los espasmos musculares internos.


Salud del corazón


La primera forma en que el papel de olivo puede favorecer al corazón es por su aptitud de promover caídas importantes en la presión arterial elevada – se demostró que los extractos previenen y tratan la presión arterial alta. Una investigación especialmente impresionante se realizó entre gemelos idénticos con hipertensión limítrofe (presión arterial en el rango de 120-139 mmHg sobre 80-89 mmHg). Los estudios de gemelos idénticos prácticamente suprimen las variantes genéticas que tienen la posibilidad de perjudicar a los desenlaces del estudio. Tras 8 semanas, los receptores de placebo no enseñaron ningún cambio en la presión sanguínea en relación a la línea de base, mas los pacientes suplementados con 1.000 mg/día de extracto de hoja de olivo bajaron sus presiones en una media de 11 mmHg sistólica y 4 mmHg diastólica. Los pacientes suplementados asimismo vivieron reducciones importantes en el colesterol LDL.


Seguidamente, el papel de olivo ayuda a la salud arterial: las células endoteliales que cubren las paredes arteriales desempeñan un papel primordial en el cuidado del fluído sanguíneo y la presión, siendo la disfunción endotelial entre las primeras etapas del endurecimiento de las arterias (aterosclerosis). El papel de olivo puede batallar la disfunción endotelial en varios escenarios; incrementa la producción de óxido nítrico, una molécula de señalización que contribuye a relajar los vasos sanguíneos. Esta vigorosa hoja asimismo tiene efectos antiinflamatorios multiobjetivos que tienen la posibilidad de contribuir a impedir la oxidación del colesterol LDL, que puede dañar las arterias y, nuevamente, ocasionar aterosclerosis.


Para finalizar, se demostró que los compuestos de polifenoles que están en las hojas de olivo asisten a impedir de forma directa la capacitación de placas arteriales (y, por consiguiente, a achicar el peligro de asaltos cardiacos y apoplejías) de 2 formas. Primeramente, dismuyen la producción y la actividad de una sucesión de «moléculas de adhesión». Estas substancias hacen que los glóbulos blancos y las plaquetas se adhieran a las paredes arteriales, dando sitio a la capacitación temprana de placas. Seguidamente, dismuyen la agregación plaquetaria (agrupación) por múltiples mecanismos, lo que paralelamente disminuye el peligro de que se formen pequeños coágulos en los sitios de la placa para generar un incidente cerebrovascular o bien un ataque al corazón.


Diabetes


Hay pruebas que proponen que el papel de olivo podría ser una opción natural para la diabetes. Estudiosos de la Facultad de Auckland descubrieron que el extracto de esta hoja tiene la aptitud de bajar la resistencia a la insulina y acrecentar la producción de insulina por la parte del páncreas.


En una investigación clínico aleatorio, a doble ciego y controlado por placebo, los estudiosos se dieron cuenta que el extracto de hoja de olivo redujo la resistencia a la insulina en un promedio de 15% y aumentó la eficacia de las células beta del páncreas -que generan insulina- en un 28%.


Este efecto hay que a las características hipoglucémicas de el papel de olivo (disminuye el azúcar en sangre en el cuerpo), y a su aptitud para supervisar los escenarios de glucosa en sangre. Los polifenoles de esta hoja juegan un papel escencial en el retardo de la producción de azúcar, que es el precursor de patologías inflamatorias como la diabetes.


Sistema inmunológico


Las hojas de olivo se han empleado comúnmente desde hace tiempo para respaldar el sistema inmunológico, sostener una aceptable salud general y calmar los síntomas de la tos, los constipados y la gripe. Tiene cinco ocasiones (400%) más poder antioxidante que la cantidad semejante de vitamina C.


El papel de olivo asimismo tiene características antivirales, y las indagaciones prueban que los extractos tienen la posibilidad de combatir de manera eficaz contra una sucesión de microbios causantes de patologías. Estos poderosos compuestos destrozan los organismos invasores y no dejan que los virus se repliquen y ocasionen infecciones.


Antifúngico


El citado efecto antimicrobiano fue probado en una investigación de 2003 por D Markin y otros. Los estudiosos se dieron cuenta que los extractos de hoja de olivo mataban prácticamente todas las bacterias probadas. Esto incluyó a los dermatofitos que ocasionan infecciones en la piel, el pelo y las uñas; la Candida albicans – un agente de infección oral y genital, y las células de Escherichia coli (Y también coli) – bacterias que están en el intestino bajo.


Esto causa que el papel de olivo sea una yerba extraordinaria para remover el desarrollo elevado de la cándida, y un increíble antimicótico para el régimen de los hongos de los pies y las uñas de los pies de los deportistas.


Salud de los huesos


Inspirándose en las pruebas epidemiológicas que prueban que la gente que prosiguen una dieta mediterránea clásico tienen menos posibilidades de padecer osteoporosis, la Dra. Veronique Coxam ha dirigido la investigación y el avance de los poderosos compuestos activos de el papel de olivo: la oleuropeína y el hidroxitirosol. Sus primeros trabajos probaron que los dos compuestos tenían un encontronazo en la inflamación de los huesos, descubrimientos que fueron comprobados por estudios en animales.


Las indagaciones llevadas a cabo por científicos de la Facultad de Córdoba (España) estudiaron los efectos de una sucesión de concentraciones de oleuropeína en la capacitación de osteoblastos (una célula que segrega la substancia del hueso), en células madre de la medula ósea humana. Los estudiosos concluyeron: «Nuestros apuntes proponen que la oleuropeína, muy abundante en los artículos de olivo incluidos en la dieta mediterránea clásico, podría impedir la pérdida de hueso relacionada con la edad y la osteoporosis».

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies