Beneficios del Sinsonte Vejiga | Propiedades

El fucus prospera en varios de los mares y océanos de todo el mundo. Históricamente, la gente que vivían cerca del mar tenían bajos índices de inconvenientes de tiroides gracias a su ingestión de comestibles ricos en yodo. Estos incluían algas marinas, y en verdad el fucus pertence a los vegetales marinos con más grande contenido de yodo populares.

Fue reconocido a inicios del siglo XIX por su contenido elevado de yodo y como tal se empleó extensamente como régimen para el bocio (hinchazón del cuello debido al agrandamiento de las glándulas tiroideas). En la década de 1860, el fucus asimismo se usaba para contrarrestar la obesidad acelerando el metabolismo.

Salud de la tiroides

La glándula tiroides es una sección completamente escencial del cuerpo ubicada en la parte frontal del cuello. Segrega hormonas que impulsan el sistema metabólico, la respiración, la temperatura corporal y el ritmo cardiaco. Una tiroides hiperactiva puede conducir a una sensación de fatiga y a una pérdida de peso anormal. Al contrario, una tiroides poco activa puede conducir a una sensación de lentitud y a una incapacidad para adelgazar, con independencia de la dieta.

Entre los nutrientes más esenciales para la tiroides es el yodo, un complejo que tristemente falta en muchas dietas occidentales. La glándula tiroides tiene dentro la más grande concentración de yodo que algún otro órgano del cuerpo y no se tienen la posibilidad de generar hormonas tiroideas sin suficientes escenarios de yodo. El fucus es naturalmente prominente en este esencial nutriente, y en verdad el fucus fue utilizado para destilar los primeros ejemplos de yodo en el siglo XIX. Según el Dr. David Brownstein, creador del libro más vendido, «Yodo»: Why You Need It, Why You Cánido’t Live Without It», los escenarios de yodo fueron reduciendo en los últimos 30-40 años, al paso que los trastornos de la tiroides fueron en incremento. Descubrió que más del 95% de sus pacientes con trastornos tiroideos tenían deficiencia de yodo.

Si bien lo destacado es trabajar con un profesional de la salud que conozca la terapia de yodo si hay un trastorno de la tiroides, sostener los escenarios de yodo altos va a ayudar bastante a garantizar que una tiroides saludable continúe de esta forma.

Pérdida de peso saludable

El yodo que está en el fucus está en una manera enormemente biodisponible gracias a la manera en que interacciona con la hormona incitante de la tiroides (TSH). Se conoce que el yodo impulsa el metabolismo, lo que paralelamente lleva a el perder peso. Se conoce que una tiroides lenta ayuda al incremento de peso y al síndrome metabólico. El fucus asimismo es una fuente rica en fucoxantina, un carotenoide que es estudiado por sus potenciales efectos quemadores de grasa.

Esta alga asimismo es un diurético natural, que descarta el líquido no esperado del cuerpo para batallar la hinchazón y la retención de agua. El fucus asimismo hace aparición en muchas cremas anticelulíticas – la celulitis es ocasionada por el fluido atrapado entre las células de grasa bajo la piel. Sus características diuréticas asisten a librar al cuerpo de la acumulación de líquido que genera la celulitis.

Salud de los ojos

El fucus no solo es abundante en betacaroteno (vitamina A de origen vegetal), sino tiene dentro los nutrientes fucoxantina y fucoidan que los científicos chinos comunican como los «nutrientes oculares del futuro». La fucoxantina es la parte primordial del mecanismo de absorción de luz de las algas marinas y es lo que le da un color cobrizo o bien verde oliva. Se conoce que la luz azul emitida por varios géneros de gadgets informáticos, móviles inteligentes y de mano es amenazante para la visión. Como un género de carotenoide popular como xantofila, la fucoxantina absorbe los colores azul-verde a amarillo-verde de la luz aparente, lo que contribuye a resguardar la visión.

Al paso que los estudios son aun preliminares, los estudiosos hallaron que el fucoidan puede ser efectivo contra la degeneración macular relacionada con la edad pues disminuye el desarrollo de vasos sanguíneos externos donde las células no estuvieron recibiendo bastante oxígeno. De la misma la fucoxantina, se descubrió que el fucoidan contribuye a soportar el rápido declive de la edad y la desaparición de las células.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies