La Vitamina C y sus beneficios

La vitamina C, una vitamina soluble en agua, también conocida como ácido ascórbico, es una de las vitaminas más seguras y eficaces, cuyos beneficios son muchos. Es absolutamente vital en la producción de colágeno – el colágeno es una simple proteína y una parte esencial de nuestro tejido conectivo – la estructura misma de nuestro cuerpo. Todos los componentes que mantienen nuestro cuerpo unido, como la piel, los huesos, los vasos sanguíneos, los dientes y las encías, los tendones y los cartílagos, dependen del colágeno. La vitamina C es directamente responsable de influir en la síntesis de colágeno y ayuda a protegernos de los síntomas de la eliminación de colágeno, ¡el más famoso es el escorbuto!

La vitamina C, un poderoso antioxidante, puede proteger las células de los efectos dañinos de los radicales libres, que son subproductos perjudiciales de la digestión o de sustancias extrañas en la atmósfera. Dentro del cuerpo cambia de forma a un compuesto cargado negativamente llamado ascorbato que ayuda a proteger las células nerviosas y mejora la función psicológica. Se le ha conocido como el antioxidante de los antioxidantes porque también funciona para proteger la vitamina E de la oxidación, otra vitamina que interactúa con los radicales libres para prevenir el daño celular. La vitamina C aumenta considerablemente la absorción del hierro : cuando se consumen y se digieren juntas, la vitamina C se combina con el hierro para formar un compuesto que se absorbe más fácilmente. Los glóbulos blancos , cruciales para la salud general del cuerpo en sus esfuerzos por combatir las infecciones, tanto bacterianas como virales, contienen 20 veces más vitamina C que otras células y requieren una reposición constante para mantener el sistema inmunológico funcionando a su capacidad óptima, especialmente durante y después de un ejercicio físico intenso. Mientras que se concentran en los cítricos, otras fuentes ricas en vitamina C son las cerezas acerola, las verduras de hoja verde, los pimientos rojos y las patatas.

La vitamina C contribuye a:

– la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de los vasos sanguíneos

– la formación normal de colágeno para la función normal de los huesos

– la formación normal de colágeno para la función normal del cartílago

– la formación normal de colágeno para la función normal de las encías

– la formación normal de colágeno para la función normal de la piel

– la formación normal de colágeno para la función normal de los dientes

– el metabolismo normal de producción de energía

– el funcionamiento normal del sistema nervioso

– función psicológica normal

– la función normal del sistema inmunológico

– mantener la función normal del sistema inmunológico durante y después de un ejercicio físico intenso

– la protección de las células contra el estrés oxidativo

– la reducción del cansancio y la fatiga

– la regeneración de la forma reducida de vitamina E

– La vitamina C aumenta la absorción de hierro

Deja un comentario

catorce − 9 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies