Remedios naturales para la fibrosis quística

El los omega-3 es de gran impulso contra la fibrosis quística


Remedios caseros para la fibrosis quística


Ginseng: El ginseng es un antídoto natural para varias cosas, más que nada por el hecho de que tiene esas increíbles habilidades contra las bacterias. Si quiere añadir polvo de ginseng a su comida, té de ginseng o bien sencillamente tomar suplementos de ginseng, tienen la posibilidad de contribuir a remover las infecciones bacterianas que atacan los pulmones adjuntado con fibrosis quística.


Omega-3 Dieta: Una fuerte dosis de ácidos grasos omega-3 a su dieta pertence a las formas más óptimas de acrecentar su sistema inmunológico y remover las infecciones pulmonares que tienen la posibilidad de ser tan dañinos para la gente que padecen de fibrosis quística. El omega-3 asegura contra la producción excesiva de moco y disminuye los biomarcadores de inflamación, muchas de las que tienen la posibilidad de ayudar a la patología crónica y también infección de los pulmones. El pescado se encuentra dentro de las mejores fuentes de omega-3 en fuente grande, aun con apariencia de suplementos de aceite de pescado.


Ajo: Entre los antídotos permanentes sugeridos para distintas patologías, el ajo, de nuevo juega un papel en la curación natural de la fibrosis quística. Los elementos volátiles en el ajo tienen una antipatía natural para determinadas cepas de bacterias, muchas de las que resultan ser las primordiales bacterias causantes de infecciones pulmonares. La adición de ajo a su dieta puede acrecentar con seriedad las defensas de su cuerpo contra este género de infecciones. Llevar a cabo una pasta de ajo y frotar en el pecho asimismo puede asistir, pues puede inhalar los vapores ventajosos mientras que duerme.


Papaya: Esta fruta exótica mostró resistencia concreta contra el Staphylococcus y Bacillus cereus y cepas de bacterias, que los dos están socios con los pulmones. Comer papaya unos cuantos ocasiones por semana puede contribuir a espantar a alguno de esas bacterias se desarrollen en el tracto respiratorio.


Clavo de fragancia, canela, y Menta: Los fuertes aceites volátiles contenidos en estas substancias tienen una cosa en común, además de olisquear muy divertido. Todos dismuyen la virulencia y patogenicidad de las bacterias, realizando que sea menos fuerte en el cuerpo y no tienen la posibilidad de extender infecciones más graves de los pulmones que tienen la posibilidad de complicar las situaciones de fibrosis quística.


Regaliz: Si deseas una exquisita forma de sostener su fibrosis quística bajo control, pruebe con la raíz de regaliz. Los compuestos orgánicos de enorme alcance en el regaliz de todos modos puede achicar la inflamación pulmonar, lo que significa una mejor ocasión de eludir las infecciones pulmonares que tienen la posibilidad de apresurar el trastorno.


Curcumina: Este poderoso antídoto puede contribuir a achicar la inflamación pulmonar y asimismo revela algunas características contra las bacterias. La adición de este elemento a su comida con apariencia de cúrcuma (una condimenta habitual) o bien se puede llevar a cabo una pasta con la cúrcuma y proseguir gozando de los provecho antibacterianos de la curcumina.


Avena: Esto puede parecer fácil, mas ciertas enzimas contenidas en la avena de todos modos puede contribuir a cambiar el metabolismo y batallar ciertas vías químicas de la fibrosis quística que tienen la posibilidad de ser tan cíclico y destructivo.


Té verde: Las catequinas y otros compuestos orgánicos que están en el té verde estuvo de forma directa relacionado con sistemas respiratorios más sanos y una disminución de la infección. El té verde impulsa el sistema inmunológico gracias a sus características antioxidantes, tranquilidad el sistema respiratorio y descarta la inflamación, que puede dejar a los pulmones atacables a la infección.


Vitamina D: Entre las fuentes naturales más esenciales de la vitamina D es el sol. Sol ayuda este nutriente fundamental para nuestro cuerpo, lo que puede perjudicar de manera directa a nuestra posibilidad de neumonía recurrente. Los estudios demostraron que una cantidad habitual de vitamina D disminuye de manera significativa la posibilidad de recurrencia de la infección.


Observación: A pesar de que los adelantos médicos de la fibrosis quística en los últimos 50 años fué monumental, debe seguir estando en ajustado contacto con su médico y tener chequeos regulares para monitorear la salud y seguridad de sus pulmones. Recuerde, no hay cura para esta patología trágica, e inclusive estos remedios naturales solo tienen la posibilidad de calmar el mal y achicar la agilidad de la propagación y la gravedad del trastorno.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies